Home Banking para no videntes Buscador de Sucursales y cajeros (con opción no videntes)

Gestión de Cobranzas

Convenios de Recaudación

Convenios de Recaudación

Contamos con la mejor cobertura en todo el país para centralizar el dinero de los pagos. Nuestro servicio de recaudación te asegura:

  • Eficiencia y ahorro de costos operativos.
  • Dinero seguro: los importes son transferidos a la cuenta recaudadora que indiques.
  • Flexibilidad: decidirás la frecuencia con que se efectúan las transferencias en tu empresa.
  • Rendición de la recaudación por medio magnético.
  • Cobertura nacional: la red más amplia de sucursales.

Múltiples canales de recaudación

Con esta cuenta corriente tu empresa puede utilizar diferentes tipos de cheques, gozando de todos los servicios de administración que el Banco Nación te facilita.

Mediante este servicio, el Banco pone a disposición de las empresas y organismos su extensa red de sucursales, para que sus afiliados, contribuyentes, asociados y demás clientes, puedan abonar las prestaciones recibidas en todo el país.

Para el mismo hemos incorporado un nuevo sistema con tecnología aplicada, el cual permite procesar las boletas de depósito directamente en boca de caja, mediante la captura de la información desde el código de barras.

A través de los convenios de recaudación, podrán realizar depósitos en pesos o mediante cheques de plaza o sobre localidades incorporadas a los distintos sistemas de canje.

Características principales

  • Captura de datos en boca de caja a través del código de barras o su representación numérica.
  • Truncamiento de boletas (prescindiendo del intercambio físico de comprobantes).
  • Rendición diaria en soporte magnético.
  • Transacciones con efectivo y cheques.
  • Inclusión de la forma de pago en la validación.

Ventajas diferenciales

  • La información viaja en línea en forma electrónica.
  • Tu empresa u organismo recibe el dinero mediante acreditaciones en el día y un soporte magnético conteniendo la información de los pagos realizados al día hábil siguiente.